Bankinter reducirá el número de consejeros independientes

Bankinter ha anunciado que propondrá a la junta general de accionistas, a realizarse en el próximo mes de marzo, la reducción del número de miembros independientes de su órgano de administración.

De esta forma, en lugar de siete contará con seis consejeros con esta categoría, que son claves para que ningún accionista significativo ejerza una influencia desproporcionada en relación a su participación en el capital.

Durante el año 2020, Gonzalo de la Hoz Lizcano y Jaime Terceiro Lomba (presidente de Caja Madrid entre 1988 y 1996) cumplirán doce años de mandato como consejeros independientes, tras entrar en 2008. Como el reglamento propio de la entidad no establece ningún límite concreto, se tendrá que aceptar el máximo que marca la normativa, por lo que se verán obligados a perder esta calificación.

Bankinter inició el pasado verano el proceso de selección para cubrir estas vacantes, si bien ha decidido cubrirlas solamente con Fernando Francés Pons, a quien someterá a votación para unirse al consejo del banco con la categoría de externo independiente.

Francés Pons fundó en 1996 la consultora Everis y la presidió hasta marzo de 2018. Se trata de una compañía especializada en prestar servicios estratégicos para empresas de, entre otros sectores, el bancario.

Precisamente el año pasado, los accionistas de Bankinter aprobaron el nombramiento de dos nuevos consejeros independientes, pasando de contar con diez miembros a doce. Además de unirse Álvaro Álvarez-Alonso Plaza, también lo hizo María Luisa Jordá Castro, lo que permitió a la entidad incrementar el peso de las mujeres en el consejo.

En caso de que la junta apruebe estos cambios, con los que el consejo estará formado por once vocales en lugar de doce, el peso de las vocales mujeres será del 36%, frente al 33% de 2019, aunque el de los independientes se verá reducido del 58,33% actual, hasta el 55,4%.

En 2021, Bankinter deberá someter a votación la reelección de su actual presidente Pedro Guerrero y de los consejeros Marcelino Botín-Sanz de Sautuola y Naveda, Fernando Masaveu Herrero y Rafael Mateu de Ros Cerezo.

Hasta dentro de dos años, en 2022, no le tocará a Cartival –posee el 23,87% del capital de Bankinter–, sociedad que asume la vicepresidencia del consejo de administración de la entidad y que es propiedad de Jaime Botín de Sautuola, tío de Ana Botín y condenado recientemente a 18 meses de cárcel y multa de 52,4 millones de euros por un delito de contrabando de bienes culturales.

Semanas atrás, la entidad informó que en 2019 obtuvo un beneficio récord de 550,7 millones de euros, cifra un 4,6% superior a la de 2018, según ha informado este jueves la entidad, que ha precisado que estos resultados incluyen los datos de EVO Banco y de Avantcard, cuya integración en las cuentas del grupo se produjo el pasado 31 de mayo.

Es el séptimo año consecutivo en el que Bankinter incrementa sus resultados, con una tasa anual de crecimiento compuesto del 24% entre 2012 y 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *