BBVA: el sector inmobiliario podría estar ganando tracción tras la “incertidumbre regulatoria”

BBVA Research ha informado que cree que, tras un periodo de “incertidumbre regulatoria”, el sector inmobiliario podría estar ganando de nuevo tracción, ya que parte del descenso de las ventas de meses anteriores es transitorio y los datos de agosto mostraron ya “recuperación” en venta de viviendas y crédito hipotecario.

Así se desprende del observatorio inmobiliario elaborado por el servicio de estudios de la entidad, que constata que la venta de viviendas recuperó en el octavo mes del año parte del terreno perdido meses anteriores, ya que se vendieron 30.351 viviendas, un 4,5% menos, pero notablemente al promedio del 19,3% de los dos meses anteriores, según datos del Centro de Información Estadística del Notariado.

El servicio de estudios de BBVA señala que la puesta en marcha de la Ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario a mediados del pasado mes de junio dio lugar a unos meses de incertidumbre que “pudo generar un retraso de las operaciones de compraventa residencial”.

De este modo, considera que “buena parte” de las operaciones postergadas por este motivo podrían haber comenzado a materializarse a partir del pasado mes de agosto, cuando paulatinamente el proceso de compra de una vivienda se ha ido adaptando a los nuevos requerimientos legislativos.

Con todo, en los primeros ocho meses de 2019 se efectuaron casi 368.000 transacciones, el 5,4% menos que en el mismo periodo del año anterior, un descenso algo menor que el registrado en el acumulado hasta junio.

El observatorio destaca que los últimos datos apuntan a que los determinantes de la demanda mantienen el “tono positivo”, aunque continúan moderándose. En este sentido, observa una ralentización en la creación de empleo en la economía española.

Tras corregir la estacionalidad y el efecto calendario de la serie, se aprecia cómo en el tercer trimestre del año los ocupados se mantuvieron prácticamente estancados respecto al trimestre anterior, lo que contrasta con el avance del 0,5% registrado, en promedio, en la primera mitad del año.

Esta desaceleración del empleo también la constatan los datos de afiliados a la Seguridad Social, que en el tercer trimestre crecieron el 0,4%, 0,2 puntos porcentuales menos que en el trimestre anterior. Además, los salarios pactados en convenio mantuvieron el ritmo de crecimiento y los datos hasta septiembre mostraron un incremento salarial del 2,3%.

Hipoteca Fija del BBVA Solicitala ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *