El grupo Volkswagen mejora el beneficio un 48% hasta septiembre

Volkswagen registró un beneficio de 2.270 millones de euros en el tercer trimestre del año, frente a las pérdidas de 1.730 millones del mismo periodo del año pasado. Hasta septiembre las ganancias suman 5.915 millones, el 48,2% más, ya que en el periodo de comparación sufrió el impacto del ‘Diéselgate’. La facturación hasta septiembre se mantuvo en los 159.932 millones de euros.

“A pesar del gran desafío y del impacto negativo que tuvo el escándalo de los motores diésel, el Grupo Volkswagen vuelve a asentarse con finanzas sólidas”, declaró el jefe financiero de VW Frank Witter. El directivo hizo hincapié en que el consorcio es financieramente sólido pese a los grandes retos y los lastres por la manipulación de los motores diesel.

En el periodo entre julio y septiembre, los negocios de la marca VW estuvieron afectados por la parada de los envíos de proveedores para protestar contra la cancelación de un contrato por parte de VW, frenando la producción de los modelos Golf y Passat en las plantas de Wolfsburgo y Emden en unas 20.000 unidades.

VW reduce la ganancia a más de la mitad

Las entregas del grupo mejoraron entre enero y septiembre a 7,609 millones de unidades, un 2,4% más, y las producción avanzó a 7,645 millones de unidades, un 2,8 % más.

El presidente del grupo Volkswagen, Matthias Müller, apostilló que la nueva estrategia hasta el año 2025 y las cifras presentadas muestran que el consorcio es absolutamente capaz de actuar pese a los lastres que sufre en estos momentos.

El principal fabricante de vehículos de Europa necesita ahorrar en sus operaciones de alto coste en Alemania para ayudar a financiar un cambio hacia los coches eléctricos y los vehículos de conducción automática. “Sobre esta base impulsaremos y superaremos la transformación de un fabricante automovilístico en un proveedor de movilidad sostenible”, añadió Müller.

Por marcas, el beneficio operativo de la marca VW bajó a 363 millones de euros desde 801 millones de hace un año. Aun así, las ventas en los nueve primeros meses del año de la marca VW volvieron al crecimiento, de 6,7%, y registraron la mayor subida en dos años y medio para todo el grupo, ayudado por la fuerte demanda en China y Europa.

Seat mejora sus cifras

Seat tuvo en los tres primeros trimestres una ganancia operativa de 137 millones de euros, frente a los 12 millones de euros un año antes, más de once veces más. El volumen de negocio de Seat se situó en 6.535 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 2,3% más que en el mismo periodo de 2015.

Las entregas de Seat a clientes crecieron un 1,5% entre enero y septiembre, hasta un total de 312.900 vehículos. El lanzamiento del Ateca ha tenido un impacto positivo en las ventas de Seat en el tercer trimestre, que aumentaron un 4,5%.

Seat añadió que está “satisfecho” con el beneficio obtenido y prevé acabar el año con beneficios. En el último trimestre del año, Seat aumentará el ritmo inversor para impulsar la industrialización de los nuevos modelos y las obras de la plataforma MQB-A0 (en la que se producirá el nuevo Ibiza y el nuevo Arona), así como el lanzamiento comercial del Ateca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *