El Tesoro Público obtiene 5.488,52 millones

El Tesoro Público ha obtenido 5.488,52 millones de euros en la subasta de bonos y obligaciones llevada a cabo este jueves, la primera de 2020.

El organismo dependiente del Ministerio de Economía y Empresa ha continuado atrayendo el interés de los inversores, ya que la demanda ha alcanzado los 10.043 millones de euros, 1,8 veces más de lo finalmente adjudicado.

El importe se ha situado en la parte media del rango previsto por el Tesoro, que se había marcado como objetivo la colocación de un mínimo de 4.750 millones de euros y un máximo de 6.250 millones de euros.

La emisión de este jueves es la primera que tiene lugar tras la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

En concreto, ha captado 885 millones de euros, frente a una demanda de 1.459 millones, en las obligaciones a 15 años indexadas a la inflación de la zona euro, y ha registrado un tipo de interés marginal del -0,434%, por lo que deja atrás el 0,257% de la subasta de referencia del pasado 9 de mayo de 2019.

Con las obligaciones a 15 años no indexadas ha captado otros 1.214 millones, frente a una demanda de 1.870 millones, y lo hecho con un interés marginal del 0,859%, superior al 0,705% de referencia de la emisión del 7 de noviembre.

En la deuda a corto plazo ha logrado mantener los tipos negativos. En detalle, ha colocado 2.036,4 millones en bonos a 3 años, frente a una demanda de 3.656,4 millones, con un marginal del -0,375%, menos negativo que el -0,430% de la emisión del pasado 17 de octubre, así como 1.353 millones en bonos a 5 años, frente a una demanda de 3.058 millones, con un marginal algo más negativo, del -0,091%, cuando la referencia era del -0,064% del pasado 5 de diciembre.

El Tesoro cerró el ejercicio 2019 con una emisión neta de 19.960 millones de euros de deuda, un 41,8% menos que en el 2018, y un 42,9% por debajo de lo previsto por el Gobierno, siendo la cifra más baja desde el 2007. Esta menor emisión ha permitido un ahorro de 2.371 millones en el pago de intereses, que superó los 24.000 millones, sobre lo calculado a principios del ejercicio.

El tipo medio de la duda emitida se situó en un mínimo histórico del 0,23%, frente al 0,64% del 2018, lo que ha permitió reducir el interés promedio de la deuda en circulación del 2,39% del año pasado al 2,19%.

Para 2020, prevé realizar una emisión neta de deuda pública de 32.500 millones de euros, lo que supone un 7,1% menos respecto a la estrategia del año pasado, pero un 62,8% más respecto a los 19.960 millones emitidos a cierre de 2019.

La estrategia del Tesoro contempla una emisión bruta de deuda pública de 196.504 millones para este año, un 6,2% menos que la estrategia de 2019 y prevé obtener toda la financiación neta a través de la emisión de instrumentos a medio y largo plazo.

En detalle, la emisión neta a medio y largo plazo será de 32.500 millones, un 7,1% menos, con una bruta en esos plazos de 117.469 millones, un 7,5% menos. Las amortizaciones previstas son de 84.969 millones, un 7,6% menos. En cuanto a las letras, la emisión bruta prevista ronda los 79.935 millones, un 4,3% menos, con unas amortizaciones en el mismo nivel.

El Tesoro Público pretende llevar a cabo en la segunda mitad del presente ejercicio la emisión de su primer bono verde a 20 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *