ING ganó un 5,5 % más en 2017, hasta 4.905 millones de euros

El banco holandés ING incrementó su beneficio neto un 5,5 % en 2017, hasta los 4.905 millones de euros, en comparación con los 4.651 millones en 2016, debido al crecimiento del negocio, el aumento de los ingresos por comisiones y el descenso de los costes ligados a riesgos.

 

 

La compañía, que publicó también este miércoles los resultados del cuarto trimestre del ejercicio pasado, indicó que entre octubre y diciembre su beneficio neto ascendió a 1.015 millones de euros, un 35,3 % superior a los 750 millones anotados en el mismo periodo de 2016.

El consejero delegado de la entidad, Ralph Hamers, consideró en un comunicado que su “compromiso con los consumidores” y la aceleración de su estrategia de negocio denominada “Think Forward” se han reflejado en “los buenos resultados” y el aumento del número de clientes en el último trimestre y en el conjunto de 2017.

“Nuestras base de clientes en el mundo creció en 37,4 millones en el año”, dijo.

El beneficio subyacente antes de impuestos creció un 2,4 % en 2017, hasta 7.199 millones de euros, frente a los 7.028 millones en 2016, mientras que en el cuarto trimestre se situó en 1.560 millones de euros, un 20,2 % menos que los 1.955 millones anotados en el mismo periodo del año precedente.

Los ingresos subyacentes alcanzaron los 17.704 millones de euros, frente a los 17.458 millones del año previo, lo que supone un incremento del 1,4 %.

En el cuarto trimestre de 2017 se situaron en 4.368 millones d euros, un 2,1 % inferior a los 4.461 millones de euros registrados en los mismos tres meses del año previo.

El volumen de hipotecas concedidas subió un 0,6 %, hasta los 284.100 millones de euros, en tanto que los préstamos al consumo se situaron en 289.900 millones de euros, un 3,9 % más que en 2016.

Los depósitos aumentaron un 3,2 %, hasta 539.800 millones de euros.

“En general hubo un fuerte crecimiento comercial en 2017, con 26.900 millones de euros de crecimiento neto en los préstamos con márgenes fuertes y un aumento neto de 19.000 millones en los depósitos”, se felicitó Hamers.

El margen de intereses subyacente de la entidad subió del 1,52 % en 2016 hasta el 1,54 % en 2017, en tanto que el ratio entre costes e ingresos pasó del 54,2 % al 55,5 % en el mismo periodo.

El tasa de préstamos morosos de ING se redujo en dos décimas, hasta el 1,9 %, frente al año previo.

El banco indicó que propondrá un dividendo de 0,67 euros por acción con cargo a los resultados de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *