La Bolsa española cierra su tercera semana consecutiva al alza

Tras cinco de días muy intensos en cuanto resultados empresariales, cifras macroeconómicas y a un día de que Rajoy vuelva a ser presidente, el Ibexlogra mantener el pulso recuperando los 9.200 puntos.

Los primeros compases de la sesión del viernes ha estado marcados por las primeras reacciones a la multitud de resultados corporativos presentados. Si bien al inicio se han producido caídas de en torno al 0,50%, el Ibex 35 ha conseguido cerrar en verde (+0,04%). El saldo de la semana se queda en un avance cercano al 1%.

Los movimientos más significativos los han protagonizado Banco Popular(-8,42%) e IAG (+5,83%) precisamente tras presentar resultados.

La aerolínea IAG ha presentado un beneficio de 1.484 Mn€ (vs 1.180 en los 9M2015) y confirma el reparto de un dividendo de 11 céntimos por acción el próximo 5 de diciembre. Los resultados se vieron afectados por un impacto negativo de 162 Mn€ ligado a la devaluación de la libra esterlina.

Por su parte, Banco Popular cae a mínimos al ver disminuido su beneficio neto en un 66% y no terminar de convencer a los analistas con sus planes de desinversión de activos problemáticos. La entidad ha facilitado por separado cifras de su negocio principal por un lado y de su negocio inmobiliario por otro. En el primero de ellos el beneficio acumulado asciende a 817 Mn€ mientras que el segundo registra unas pérdidas de -723 Mn€.

Otros que han presentado cuentas con suerte dispar han sido Viscofan (-7%), Cellnex (-0,87%), Sabadell (-3,78%) o Caixabank (+0,66%).

A nivel macro hemos sabido que el ritmo de crecimiento en España se ha reducido ligeramente hasta el 0,7% en el 3T, frente al 0,8% de los tres trimestres anteriores. Sin embargo, lo más sorprendente ha sido el dato de IPC, que salta del 0,2% en septiembre al 0,7% en octubre. Con datos positivos de inflación también en Alemania (+0,8%) y Francia (+0,5%), parece que a Draghi le empiezan a salir las cuentas.

En EE.UU. las Bolsas cotizan sin rumbo claro en una semana en las que la subida en la rentabilidad de los bonos está haciendo que la renta variable pierda atractivo. Las suaves subidas que registra a unas horas del cierre se deben al buen dato de PIB del 3T, que se sitúa en el 2,9% marcando máximos desde 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *