Los alquileres suben un 9,3% en 2018

los alquileres suben en el 2018

Las subidas se frenan respecto a 2017, cuando los precios se dispararon un 18,4%. Los expertos hablan de “cambio de tendencia” en el mercado.

La vivienda en alquiler sigue al alza en España, pero las subidas podrían empezar a tocar techo en las capitales que hasta ahora tiraban del mercado. El precio de los alquileres aumentó un 9,3% en el conjunto de 2018, casi la mitad que en 2017, cuando las rentas se dispararon un 18,4%, según el último informe elaborado por el portal inmobiliario Idealista, al que ha tenido acceso este diario. Aunque el aumento todavía es reseñable, Fernando Encinar, jefe de Estudios de Idealista, apunta a que se trata de un cambio estructural.

Hay un punto de inflexión que ahora en el momento del debate sobre el control de precios es bastante relevante”, explica, haciendo referencia a las últimas medidas aprobadas por el Gobierno en materia de vivienda de alquiler, y en especial al posible control de precios que el Gobierno negocia con Podemos.

Para Encinar, los datos de 2018 demuestran que “no hay burbuja de alquiler”. Y de haberla habido, matiza, “los datos demuestran que se está deshinchando. Los precios han subido en el conjunto del estado en 2018 pero este crecimiento está ya muy lejano de los de ejercicios anteriores”. Por ello, advierte de que es “muy arriesgado legislar ahora una realidad que ya no existe y que puede perjudicar muy gravemente el crecimiento del mercado”.

Ciudades que capitaneaban las subidas están ahora de capa caída debido a una demanda que se multiplica y a la falta de oferta, que empuja precios hasta tocar máximos. El paradigma de este cambio de tendencia es Barcelona, la capital española más cara, donde los alquileres cayeron un 1% en tasa interanual en 2018, con la mitad de sus distritos en negativo, y sólo uno creciendo a doble dígito: Nou Barris, a las afueras, donde los alquileres todavía tienen margen para subir un 13,3%. Alquilar un piso de 60 metros cuadrados en la Ciudad Condal cuesta actualmente 1.038 euros al mes (17,3 euros al mes por metro cuadrado). Aun así, el ajuste de los ha suavizado su caída respecto a 2017, cuando los pisos registraron un ajuste del -2,4%.

La contención también se observa en otras grandes ciudades del llamado boom del alquiler, como Madrid, Palma de Mallorca o Las Palmas de Gran Canaria. Los alquileres en Madrid subieron un 4,3% en 2018, casi la mitad que en 2017 (8%), y en el distrito Centro de la capital se moderaron un -0,1%.

La diferencia todavía es mayor en las islas, que pueden haberse visto afectadas por la caída en la llegada de turistas que registran ambas comunidades. En Palma de Mallorca los alquileres han pasado de subir un 16,2% en 2017 a apenas un 1,1% en 2018. En Las Palmas de Gran Canaria, el aumento en 2017 fue del 22,5%, frente a un ligero 0,5% el año pasado. Esta contención, señala Encinar, “adelanta la tendencia de lo que veremos más adelante en resto de las ciudades”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *